Columna semanal Competitividad Empresarial (6-mayo-2020)

Investigaciones independientes

Autor: MSc. Carlos Romano Flores Molina

Director Ejecutivo Cambio Cultural Consultores

Cuando ocurre un accidente laboral con graves consecuencias, es importante plantearse la necesidad de contratar una investigación independiente, por las ventajas que esta conlleva cuando se contrasta con la que podría conducir la propia organización.

Vale la pena entender por qué una investigación imparcial puede brindar un panorama mucho más claro de un sinnúmero de variables causales. Cuando acontece un accidente, es muy posible que, dentro del fenómeno de causación, estén allí escondida una serie de comportamientos cuestionables, los cuales pueden ir desde conductas inapropiadas, acoso, amenazas, pasadas de cuenta o bien, comportamientos reñidos con la ética que también requieran del uso de la disciplina en cualquiera de sus dosificaciones, incluyendo una terminación laboral.

Algunos enfoques de “vaya y vea qué averigua”, o bien, “dejemos que esto se resuelva solo”, o el peor de todos “fue un acto o conducta insegura” pueden llegar a ser extremamente peligrosos para una organización, sobre todo cuando sus procesos productivos tienen un nivel considerable de riesgo operacional.  Es importante saber que ningún accidente de trabajo deja de impactar la cultura organizacional, la moral del equipo, así como las reglas no escritas y los equilibrios de poder dentro de esta; factores que no son menores, sino que deben ser valorados en su justa dimensión porque pueden actuar como precursores para que estos accidentes se repitan.

cursos

Las investigaciones independientes pueden también ahorrarle una gran cantidad de recursos a una organización, pero esto no es todo, sino que puede traerle tranquilidad en el sentido de tener una vista independiente, sin intereses creados, con la disposición a decirle sin miedo alguno a la máxima jerarquía aquellos puntos que deben ser perfeccionados, conductas que pocas veces se tiene el suficiente “valor cívico” desde dentro, para exponer aquellas deficiencias que pueden tener un promotor o defensor poderoso, con nombre y apellido.

Las ventajas de la visión de un externo son numerosas. Primero que todo, puede hacer aflorar imperfecciones o contrasentidos que se tengan dentro de la gestión operacional que puedan impactar o deteriorar la visión de seguridad o de prevención de accidentes. Desde dentro de las organizaciones a veces es difícil desmarcarse de una agenda política interna, por más que uno quiera intentarlo, puesto que es una tendencia humana a proteger o justificar —bajo diversos encuadres psicológicos— lo propio o lo correspondiente a la “tribu” a la que pertenece cada quien, que son las unidades, departamentos o todo el entramado de afinidades, que el ser humano como ente gregario— es tan proclive a desarrollar, pero más, a justificar las acciones y omisiones propias, aún estas sean abiertamente cuestionables.

Uno de los beneficios más importantes es que en términos generales, la visión de una investigación externa o un “peritaje” independiente, puede identificar precursores de conductas y resultados riesgosos que son “falsos-positivos” de seguridad, es decir, aquellos planteamientos que puedan ser mutuamente contradictorios o antagónicos, por antonomasia, los encuadres mentales de “máxima seguridad” o “cero accidentes”, pero dentro de un contexto de recorte máximo de gastos o de muy baja o inexistente inversión , lo cual es casi-siempre una receta para el desastre.

Otras de las ventajas de las investigaciones independientes radican en la integración de diversos conocimientos. Hoy las organizaciones —cada vez más— están siendo configuradas como unidades de especialistas, con un enfoque muy tubular sobre los tramos de control operacional, primordialmente enfocados en optimizaciones locales, perdiendo así la perspectiva del “interés general”.

certificación del personal de limpieza

No se debe dejar de lado que la intención primordial de una investigación independiente radica en identificar la mayoría de los factores causales, principalmente aquellos sutiles o que estén disfrazados de prioridades operativas, y también aquellos, que tengan contradicciones con los valores organizacionales.

No se debe creer tampoco que cualquier investigación externa —por sí misma— es adecuada; aquí el factor de las competencias y habilidades, así como la formación técnica de quien la conduzca, será un factor determinante en los resultados.  Hay investigaciones que no son más que descripciones burdas de una causa directa o un fenómeno físico básico que se quedan solamente allí, en esa superficialidad que no abona en absoluto a una mejora sistémica de los procesos gerenciales. Como en todo, aquí la calidad y la reputación, son factores imprescindibles.

direccion@cambiocultural.net

adaptándonos a las nuevas realidades

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s