Columna semanal Competitividad Empresarial (2018-05-30)

La empresa resiliente

Autor: Lic. Carlos-Romano Flores Molina, MEE, MSc.

Carlos Flores Arch Digital

Director Ejecutivo – Cambio Cultural Consultores

Managua, Nicaragua

Con frecuencia se peca de ser muy optimista, de ver la realidad de una forma engañosa. Es más eficaz el “Piensa mal y siempre acertarás”, -frase atribuida a Nicolás Maquiavelo- mentor y maestro de muchos. Nunca se pecará por mal pensado, sino más bien por tener una visión ingenua en vislumbrar un panorama positivista, el cual es de hecho un sesgo psicológico altamente peligroso.

El problema es que a veces las situaciones no deseadas de la vida real, superan casi siempre hasta las expectativas más funestas que pudiéramos de antemano imaginar, para lo cual entonces, es más conveniente hacer una planificación adecuada preparando los recursos para desarrollar esa resiliencia -tanto a nivel colectivo como individual- estableciendo algunos postulados de referencia.

En situaciones en donde las posibilidades puedan proyectarse hacia un natural desgaste entre las partes, lo más probable es que el escenario se extienda a límites insospechados. Son muy pocas las empresas que se toman en serio los planes de respuesta ante la emergencia, no digamos la absoluta mayoría de organizaciones que olímpicamente desconocen y desprecian los más elementales postulados y directrices para un Plan de Continuidad de Negocios (PCN).

La resiliencia individual y empresarial consiste no tanto en hacerle frente a situaciones extraordinarias, sino en sobrevivir sostenidamente y remontarse en forma exitosa hacia un escenario o modelo totalmente nuevo, o bien, basados en una planificación detallada, hacerle frente con relativa soltura a situaciones adversas que pueden prolongarse por largo tiempo.

Basado en algunas recomendaciones de organizaciones que han logrado superar estas coyunturas adversas, podemos compartir las siguientes:

1. Figúrese plausiblemente el peor panorama para los próximos 90 días: Pocas situaciones van a durar semanas, a menos que sean cambios radicales rápidos. ¿Cuáles serían las implicaciones que las anomalías de esta coyuntura se mantengan incrementándose por los próximos 90 días? ¿Cuál será la panorámica más probable de ventas, gastos, suministros, reservas, inventarios, entre otros factores e interacciones críticas?


2. Involucre a su personal para generar ideas: Las empresas más exitosas se nutren de las sugerencias, ideas, planteamientos su plantilla. Tome en cuenta que hay perspectivas que como gerencia a veces no se pueden percibir o apreciar en forma integral. Recuerde también que cualquier medida empresarial que usted vaya a tomar -por dura que esta sea, reducción de gastos, beneficios, despidos- siempre tendrá más comprensión y asimilación si se llega a ellas por vías de una adecuada exposición de motivos, puesto que se cumpliría con lo que se conoce como “justicia procedimental”, en donde las decisiones explicadas y transparentes, siempre tendrán mayor probabilidad de aceptación que aquellas impuestas unilateralmente y sin claridad.

la organización clientocéntrica- logrando un servicio extraordinario a los clientea -

3. Promueva el ingenio, dé permiso a que la gente piense “fuera de la caja”: El programa mental más difícil de desconectar o poner off-line -individual y colectivamente- es que debemos actuar diferentemente en relación con la forma en que hemos venido trabajando. Además, que entre más pronto aceptemos esta realidad, estaremos mejor adaptados. Debemos hacer reuniones frecuentes con el personal para plantear cuáles son las problemáticas más agudas que tenemos como empresa y solicitar ideas verdaderamente creativas -incluso aquellas que podrían inicialmente sonar muy radicales- pero que en realidad, llegarían a convertirse en las normas de acción.

Desarrollar el ingenio y la mentalidad creativa debe llevarse a un nivel de ritual disciplinado, de liturgia, y aunque pueda sonar complejo, éste es uno de los aprendizajes más valiosos de las empresas resilientes.

4. Concéntrese en los principios y valores de la organización: Lo mejor que puede hacer una gerencia es retornar a los principios, a los valores, enfocarse en cuáles son las piedras angulares que conforman la empresa, puesto que en su adherencia verdadera estará su prueba de resiliencia. Verificar que hacemos lo que decimos y que hemos prometido hacer desde las bases fundacionales. La congruencia entre la palabra y las acciones valen más para cohesionar la organización.

No matter wherethe journey takes you, enjoy theadventure.

5. Preocúpese genuinamente por las vicisitudes que enfrentan sus colaboradores: Indague, involúcrese para brindarle ayuda aquellos que están en posición más desventajosa; facilite el trabajo desde las casas (home-office); desarrolle logísticas alternativas de transporte para aquellos cargos imprescindibles; comuníquese con las familias de quienes puedan estar más afectados y que requieran ayuda oportuna.

Publicado también en la sección Economía del diario La Prensa, Nicaragua

direccion@cambiocultural.net | cambiocultural.blog

nuestros servicios profesionales

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s