Columna Competitividad Empresarial – Cambio Cultural Consultores (30-agosto-2017)

Habilidades contemporáneas del profesional de Higiene y Seguridad

Por: Lic. Carlos-Romano Flores Molina, MEE, Msc.

(Esta columna es publicada todos los miércoles en la edición electrónica del diario La Prensa de Nicaragua).

Esta es una de las posiciones de mayor potencial de desarrollo dentro de las organizaciones, puesto que por su conocimiento técnico puede acumular un entendimiento sustancial de los fenómenos que causan fallas operacionales, así también como de las razones de los éxitos empresariales.

investigación y análisis de accidentes laborales

No obstante ese ámbito privilegiado para el crecimiento profesional, este debe reconocer que el software mental tradicional con el que ha venido laborando, ha llegado a su agotamiento, incluso, con riesgo de obtener resultados más bien contraproducentes, siendo imperativo entonces revisar las nuevas tendencias, prácticas y procesos internacionales de esta profesión.

Los ambientes de negocio se han venido haciendo cada vez más complejos, exigiendo ahora personas con multi-habilidades, sobre todo aquellas que se conocen como “habilidades suaves”: negociación, influencia personal, presentación de propuestas y comunicación de ideas, desarrollo de estrategias colaborativas, capacidad para la creación de consensos.  También se requiere conocer gestión de la calidad, análisis de riesgos integrales, herramientas financieras para analizar rentabilidades de proyectos o iniciativas, manejo de talentos, seguridad patrimonial, sostenibilidad, aspectos éticos de gerenciamiento; incluso, hasta el dominio de la complejidad e incertidumbre dentro de un ambiente de negocios que exige resiliencia personal para desempeñar una posición técnica, pero carente de autoridad formal.

contrate una asesoría en hi.png

Dando una vista a lo que actualmente ocurre en esta profesión en las organizaciones más exitosas del mundo, se concluirá que lejos han quedado los días en que para esta función era suficiente efectuar simples recorridos, auditar, vigilar -reprimir actos inseguros, tal cual policía interno- desarrollar  trabajosos documentos de política, firmar rutinarios endosos, comprar EPP, atender protocolariamente a las autoridades; sino que hoy este profesional debe fungir como asesor, consultor, socio de negocios, pensador pragmático; un integrador, quien sea capaz de ver el panorama completo y no esa realidad puntual -a veces burocrática o aislacionista- que no toma en cuenta el verdadero sentido de negocios del concepto Seguridad o Prevención de Incidentes, cuidándose de no ser imprudentemente un talibán sin conocimientos, sino alguien quien proponga soluciones integradoras efectivas.

Somos asesores en las siguientes áreas de experticia-HSE (Seguridad Operacional, Higene Industrial y Medio ambiente) con lo cual podemos brindarle la asistencia y el soporte en las audi

Este profesional debe adquirir conocimiento sobre las implicaciones del ambiente contemporáneo de trabajo sobre la salud mental de todo el personal.  Es importante señalar que, con frecuencia, a los contratistas o sub-contratistas que laboran indirectamente para la empresa, son considerados como trabajadores de segunda o tercera clase, cerrando cómodamente los ojos sobre las condiciones de trabajo de su empleador directo. Alguien calificará esto de utópico, pero las realidades prevalecientes son abrumadoras, con esquemas de horas extras que más bien se vuelven incentivos perversos, promoviendo fatigas y errores que causan fallas operacionales y accidentes fatales.

El manejo de los tabúes debe ser también una de las tareas claves de este profesional, sacándolos de la oscuridad -o de la indiferencia- para darles dimensión correctiva, puesto que necesariamente incrementan el nivel de riesgo operacional.

La gestión de la cultura organizacional es otra área clave contemporánea de esta profesión, puesto que al fin y al cabo es en donde la realidad opera para perfeccionarla continuamente, estableciendo y promoviendo comportamientos gerenciales y del resto de niveles organizacionales, para su evolución positiva.

Finalmente, la utilización competente de las herramientas financieras tales como el Valor Actual Neto (VAN) y la Tasa Interna de Retorno (TIR), le darán capacidad analítica sobre cómo en realidad funciona la mente de un empresario u organización, cuando se trata de seleccionar alternativas de inversión, y no pensar que las solicitudes de fondos sin su correspondiente justificación e impacto positivo deban ser concedidas automáticamente, sino que su labor fundamental es identificar precisamente el valor agregado de éstas.

El autor es director ejecutivo de Cambio Cultural Consultores

direccion@cambiocultural.net

(505) 2279-7076 / 8882-1183 / WhatsApp 8561-2987

LIBRO SEGURIDAD

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s