2016-08-31 Columna Competitividad Empresarial – Diario La Prensa (Nicaragua)

Deconstruyendo el liderazgo

Por: Lic. Carlos Romano Flores Molina, MEE, MSc.

Director Ejecutivo CAMBIO CULTURAL, S.A.

Si uno abre una revista profesional u observa los libros que se publican sobre temas de liderazgo, notará que existe un exceso de consejos para supuestamente incrementar esa característica que debieran tener aquellos quienes dirigen empresas así como otras organizaciones.

No obstante, poco se aborda sobre las conductas que degradan el liderazgo alcanzado, o peor aún, cuando se continua promoviendo comportamientos que solamente profundizan la ineficiencia operacional, entorpecen la gestión correcta para la consecución de objetivos, o cuando por medio de una permisividad irresponsable de las gerencias, se moldean pautas de conducta colectiva que evaden la necesaria explicación de resultados individuales.

Entre estas trazas de gestión degradante, tenemos:

Evitar lidiar con los asuntos más complejos: Frecuentemente los problemas a resolver se tocan sólo superficialmente; se soban, se maquillan, y se insiste en hablar tímidamente de los síntomas, cuando se sabe que hay vicios de fondo como la falta de ejecución o problemas de desempeño que provocan resultados mediocres, que ameritan el planteamiento de soluciones fuera de ese cómodo estatus quo para llevar a la organización a un nivel superior de logros.

FLYER-TRES

Esto ocurre cuando se mantienen personas en los puestos claves en que su falta de gestión es evidente y perniciosa, pero se tolera por ese malabarismo político interno en donde se prefieren los resultados menos dañinos que ejecutar un movimiento radical.

Los límites son rebasados y nunca ocurre nada: Cuando se cometen errores y omisiones graves a contravía de las políticas y los valores establecidos, con consecuencias trascendentales, pero la gerencia se esconde, argumentándose oficiosamente que ese tipo de situaciones son “normales”, por lo cual se abre una avenida para que sigan ocurriendo sin freno alguno.

Es que así es nuestra cultura”: Me refería recientemente un gerente que otro colega suyo llegaba al piso donde estaba todo su equipo de trabajo y preguntaba: “¿Ya tienen lista la presentación? Las respuestas eran: “Yo ya tengo mi parte”, o “hice sólo lo que me tocaba”, o “a mí no me molesten más con eso”-decía otro.

La ausencia allí de una acción gerencial inmediata sobre ese vicioso individualismo –verdadera patología organizacional– se oficializa gravemente, más por el estímulo y complacencia directiva, que por una derivación innata de las personas hacia el mínimo esfuerzo.

Calendario de Formaciones Técnicas

Recompensar las palabras y no las acciones: Otro director de empresa me refería que al hacerse cargo de una asignación, tuvo a alguien en el equipo de trabajo quien tenía reputación de ser una enciclopedia de mantenimiento industrial, pero casi siempre su nivel de ejecución y cumplimiento eran nulos, y que cuando necesariamente decidió cambiarlo de posición, descubrió en realidad que su verdadera habilidad era la de negociar contratos con proveedores, puesto que tenía una capacidad notoria en la expresión verbal.

El director mencionaba que no se explicaba cómo pudo aquel mantenerse tanto tiempo anteriormente con resultados tan mínimos, pero que comprendía que viciosamente se recompensa la pose, la simpatía, entre otras características triviales.

 No retar el estado de cosas, no tomar “riesgos valiosos”: Algunas gerencias piensan que no vale la pena correr peligros impulsando iniciativas tan transcendentales que tengan posibilidades reales de fallar, por el miedo a tensionar a la organización, a caerle mal al personal, o bien, a tomar acciones que pueden ser puntualmente dolorosas pero que permitirán rentables resultados futuros.

Recuerdo las palabras del profesor Roberto Artavia allá en el sur donde obtuve mi primera maestría: “Hay que desconfiar de esos altos índices de aprobación en un gerente, puesto que significa claramente que no ha retado lo suficiente a todos y cada uno de los miembros de la empresa para alcanzar resultados extraordinarios”.

direccion@cambiocultural.net

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s