DONALD TRUMP: ¿EQUIVOCADO O ROMPE-ESQUEMAS?

¿Un hombre tan exitoso ha cometido un grave error? Cuidado, no se deje llevar por lo aparente.
Pienso que Donald Trump, quien a mi siempre me ha parecido un bufón elegante, pero con un indudable trayectoria de éxito la que es una verdad auto-evidente, es uno de los íconos de ese hedonismo a ultranza que son hoy día los EUA, y precisamente, quien ha alcanzado esas cimas no por casualidad o azar, sino por c-a-u-s-a-l-i-d-a-d, ya que ha tenido un comprobado buen olfato en el mundo de los negocios, que a veces, para prosperar, puede requerir cantidades infinitamente superiores de inteligencia y seriedad, mucho más que en ese oficio de rufianes, como afirma el Nóbel Mario Vargas Llosa, que es la sucia política, en ese y en cualquier otro país.
 
Hoy se sabe con certeza -y hasta el pdte Obama lo mencionó recientemente- que el racismo es un problema real en EUA  -no es una ficción- y que aunque no se quiera o no se debiera expresar en forma abierta, eso ya es otra cosa, pero la posición de Trump -aunque dolorosa-  si la vemos a la luz de los sondeos de opinión, leamos los periódicos nacionales de hoy 2 de Julio, y veremos que ha calado hondamente a su favor en una mayoría WASP (white, anglosaxon and protestant, los blancos que manejan al fin y al cabo los cables y los hilos de esa gran nación) y que este señor está encarnando una opinión que aunque estaba oculta, va creciendo día a día.  Esos son hechos, no opiniones.
 
Si vemos ejemplos como Europa, en donde la inmigración ilegal, con el costo social de mantener a grandes masas de indigentes y las graves implicaciones -que según se dice, yo no lo afirmo- que tiene ese masivo ejército de nuevos dependientes para la economía y el balance étnico de esos países, se ha convertido en una situación que está llegando a sus límites.  Existe hasta clínicamente un síndrome que le ocurre a los turistas japoneses, cuando frecuentemente rompen en llanto y amargura al sentirse estafados con la realidad del París que ven hoy en día….
 
El efecto de oponerse a lo que menciona Trump, a sus afirmaciones desventuradas de él -lo repito- no debe confundirse en creer que así lo harán los votantes en EUA, más bien provocarán indudablemente el despertar de esa marejada de “opinionadores” en esa nación que ven una oportunidad de oro para expresarse un tema que había venido siendo un legítimo “tabú”, que viajaba escondido, pero que ese rompimiento de esquemas -el primero que se aventura en forma abierta a hacerlo- terminará en apoyarlo en forma contundente.
La noción de que EUA es “un país de inmigrantes” como un concepto positivo, es, según estiman algunos, algo que fue relativamente bueno en un contexto de formación inicial de una nación, pero que supuestamente ya no es una premisa útil en este momento, en el cual, se dice que hay un costo social y económico grave que está cobrando una onerosa factura; eso sin incluir algunos otros paradigmas hacia la migración, muy fuera de tono que manejan otros estratos radicales en EUA.  Es singular que algunos inmigrantes tienen posiciones radicales al igual que Trump, en relación con los “nuevos entrantes”, los cuales son considerados como una amenaza a ese ambiente que se va haciendo cada vez más restrictivo, y hasta cierto punto, agresivo con la etiqueta de inmigrante.  ¿Paradojas? No, simplemente naturaleza humana.  Supervivencia darwiniana.
 
Pienso, y para finalizar, que Trump está utilizando el enfoque del gran maestro Seth Godin, verdadero rompe-esquemas en mercadeo, en donde él está sacando a pasear su “vaca púrpura”, algo raro pero que llama la atención al diferenciarse ahora de una masa de candidatos a la presidencia que es más bienun “collage” de similitudes indiferenciables, iguales en alma y en espíritu, cortados con la misma tijera y aburrido discurso “políticamente correcto” y calculador.
Pienso que la posición de Trump es más bien una muestra más de su capacidad de romper esquemas, concentrándose en un área o segmento de mercado que había estado oculto, pero que de su existencia nadie dudaba, y que tarde o temprano, iba a reaccionar frontalmente, rompiendo esas barreras de lo “políticamente correcto”, del que llamo yo “cinismo educado” que hasta ahora en EUA, venía siendo un recurso incómodo o que se cumple a  regañadientes para honrar ese ritual demandado por el “establisment” social. 
La posición de Trump está basada en, como dice Godin, “dedíquese a ese nicho de mercado que decide verdaderamente, escójalo en un área en donde usted pueda romper esquemas, paradigmas y posiciones indefinidas”.
Otra frase de ese admirado maestro Godin, aplicable para este caso, es “provoque, que aún en el escándalo, habrá personas que quedarán enamoradas de su audacia”.  Por favor, no subestimemos a Donald Trump.
Este caso me recuerda al austríaco Kurt Waldheim, quien fue secretario general de la ONU por muchos años, y una vez que terminó su período, se lanzó a candidato a la presidencia de su país.
Paralelamente, durante su campaña por la presidencia, se le descubrieron unas fotografías de él en uniforme de la Werhmacht (ejército regular nazi), y se desató la tormenta del escándalo a nivel mundial…pero en Austria, en el país de sus conciudadanos, eso más bien le fortaleció abrumadoramente, haciéndolo ganar las elecciones “de calle” en relación con sus oponentes, habiendo quedado al descubierto que la visión del nazismo -una cruel doctrina digna de su merecida y supuesta erradicación- no estaba extinta, ni había una vergüenza o sentido de expiación colectiva o de catarsis sobre el genocidio, como algunos pensaban ingenuamente, y que la cosmovisión horrorosa del Holocausto y mil males más con que los criminales nazis torturaron a los países que cayeron bajo su bota, seguía teniendo millones de simpatizantes.
Allí estaban los votos duros en las urnas, como una penosa -pero innegable- evidencia.
La pregunta que hay que hacerse es que si lo que Trump afirma es la verdad, o si lo que nos tiene resentidos es que esa verdad no tenga remedio, ya que el resto, son juicios de valor, sobre los cuales no puede haber jamás una posición “verdadera” sino acomodaticia; todo dependerá del lado de donde usted esté mirando.
Veo, como cualquier otro espectador escéptico el torrente de opiniones -algunas hasta chistosas de algunas ex-embajadoras de bellezas ahora otoñales y triviales figuras faranduleras de TV- sobre el supuesto error y ofensa cometida de Trump…cuidado, lo obviamente claro a veces puede ser exactamente lo opuesto.  Hay que preguntarse siempre a cuántas personas representa nuestra propia opinión, muchas veces nos veremos como “llaneros solitarios”.
Ya veremos, como se dice popularmente, sin en realidad Trump ha hecho “una mala movida” o si es solamente una de sus estrategias de negocio; no hay que olvidar que el Dios Verdadero de EUA es el dinero, y Trump, con su trayectoria y éxito indudable, es uno de sus numerosos “Sumos Pontífices”.  
El tiempo dirá su verdad irreversible.
 
Carlos R. Flores / Nicaragua

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s