INDIFERENCIA: LA PRIMERA CAUSA DE MUERTE – POR CARLOS R FLORES – EL NUEVO DIARIO 23 ABRIL 2013

Managua, Nicaragua | elnuevodiario.com.ni

Indiferencia: La primera causa de muerte

Carlos R. Flores | Economía

Mucho se ha comentado sobre los accidentes de tránsito como la primera causa de muerte en Nicaragua.

No obstante, es necesario señalar que las acciones que puedan ser tomadas por los diferentes estratos de las sociedades civiles, gobiernos, ciudadanía, ONGs, distan mucho de ser en manera alguna, efectivas, tomando en cuenta el ethos social del nicaragüense.

La verdadera primera causa de muerte no son los accidentes de tránsito, sino la indiferencia del conjunto de la sociedad.

El formidable informe del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp) del 5 de diciembre de 2012, puso en perspectiva la alarmante situación, con recomendaciones precisas efectuadas a los distintos entes, especialmente, la necesidad de reformar la Ley No. 431, la cual no es más que un prontuario administrativo sin “dientes” para cambiar conductas, entre otras puntuales sugerencias, tales como mayor capacitación a los agentes de Tránsito, mejorar sistemas de información de accidentes, etcétera.

En cualquier sociedad no indiferente, se hubiese iniciado de inmediato un debate para desarrollar un plan de acción que pueda hacerle frente a esta epidemia, pero, ¿qué pasó? No ocurrió nada, cero debate, cero planteamientos; pura alharaca y cuadro de algunas personas por cuyos cargos y funciones dentro del país, deberían -al menos desde el punto de vista moral- convocar y liderar a la ciudadanía, empresas cuyos productos y servicios tengan incidencia en la problemática, para así desarrollar con base en este plan de acción, una priorización básica de medidas. Nada ocurrió.

Muchas veces para entender a esta sociedad, se tiene que recurrir al recurso de reducción al absurdo, reductio ad absurdum, para determinar una contradicción que haga sentido en la lógica al revés del imaginario social nicaragüense, el cual me hace pensar entonces, que deben haber intereses que estén a favor de las muertes, lesionados, pérdidas materiales, pero sobre todo, el cercenamiento de las capacidades productivas, para que se sostenga dicha coyuntura de inacción y acercadeísmo (hablar eternamente de los problemas sin resolverlos).

Bajo este recurso conjetural, deben -necesariamente- existir sectores interesados en que esta carnicería se mantenga, ya que de otra manera, mínimamente se atacaría el problema ¿Será entonces -y no me critiquen por absurdo- que sí hay gente interesada en que mueran tantas personas? Será que hay sectores organizados cuyos trabajos formales están en las instituciones encargadas de resolver estos problemas, pero cuyo “sidebusiness” es el ofrecer a precios convenientes: servicio de ataúdes populares, preparación de cadáveres, floristería, pompas fúnebres, organización de eventos y banquetes con invitaciones, nichos en camposantos, lápidas y marmolería, placas metálicas, impresos para invitaciones, publicidad y pautación en medios, seguridad de eventos, vigilancia en parqueos, compra de chatarras, pulgueros de artículos personales ya sin dueño, -y un largo etcétera- que no deja de ser lógico, pensando en la indiferencia manifiesta de estas personas.

Octavio Paz aplicaba a sus connacionales la frase que es también nuestra como nación: “La indiferencia del nicaragüense ante la muerte se nutre de su indiferencia ante la vida”.

 

noalosaccidentes.wordpress.com

ACCIDENTES EN LA INDUSTRIA ELÉCTRICA – POR CARLOS R FLORES – EL NUEVO DIARIO, 16 ABRIL 2013

Este sector es uno de los que genera mayor cantidad de lesionados y fatalidades. Los trabajos con riesgos eléctricos están omnipresentes en el funcionamiento de máquinas industriales, tableros de control, redes de transmisión, entre otros. Las medidas estándares de Seguridad muchas veces son incumplidas por la primacía del sentido de urgencia y control presupuestario, entre otros factores contribuyentes, lo cual termina en situaciones desafortunadas.

Las empresas contratistas y sub-contratistas, aunque pueden contar con personal capacitado, requieren fortalecer el proceso integral de análisis de riesgos para prevenir tragedias. Se puede mencionar casos emblemáticos de muertes por electrocución, en los cuales las lecciones aprendidas, -o bien no son extraídas en su totalidad-, o pierden la oportunidad de ser divulgadas e incorporadas formalmente a la matriz de experiencia de las empresas del sector.

Choque eléctrico por contacto directo con elementos en tensión eléctrica, quemaduras por arcos eléctricos, incendios y explosiones a raíz de mal funcionamiento de equipos o instalaciones, o principalmente por prácticas de trabajo verbales, son la muestra evidente que se requiere fortalecer y estandarizar los procedimientos de investigación y análisis de accidentes por medio del facultamiento de todo el personal del rubro.

Una de las situaciones más frecuentes y complejas para la empresa contratista, es cómo iniciar el proceso de investigación y que este no termine en un árido evento pasajero, finalizando con síntomas y evasivas en vez de obtener auténticas causas raíces autocríticas sobre el percance, y prevenir de esta forma la repetición de los mismos actos inseguros, errores humanos y omisiones administrativas y gerenciales, que causan dolor a las familias de los deudos.

El problema no es sencillo, pero es una formidable oportunidad que debe ser emprendida para brindar guías de acción y normalizar el proceso de investigación y análisis de accidentes para las empresas del sector.

Es necesario entonces un marco de trabajo profesional para el proceso de investigación y análisis de accidentes, así como la escogencia de un método sencillo y efectivo adecuado a necesidades, haciendo una clasificación de las causas más comunes y facultar al personal de estas empresas en el dominio de la metodología.

Es preciso también que se pueda enseñar a determinar las recomendaciones apropiadas para evitar la repetición de las mismas causas y factores contribuyentes, dotando de un marco de referencia único sobre cómo identificar acciones correctivas y preventivas que verdaderamente tengan fuerza de cumplimiento, debiendo ser reportadas y sustanciadas ante la autoridad regulatoria.

Se deben definir también reglas cardinales o reglas de oro para el personal operativo que está en contacto con los riesgos eléctricos. Estas reglas deben ser puestas en vigencia por la autoridad regulatoria verificando su aplicación en el campo, como base de auditorías para re-acreditar o suspender la acreditación anual como contratistas.

Existe una gran oportunidad para la industria eléctrica en estandarizar prácticas y herramientas de identificación y control de peligros, así como dotar de mayores habilidades al personal para aprender continuamente y mejorar el desempeño en Seguridad.

 

noalosaccidentes.wordpress.com

TRABAJOS CON RIESGOS ESPECIALES – COLUMNA SEGURIDAD EMPRESARIAL – EL NUEVO DIARIO 26 MARZO 2013

TRABAJOS CON RIESGOS ESPECIALES

La ley 618 de Higiene y Seguridad del Trabajo en su artículo 290 establece esta clasificación para aquellas actividades que revisten riesgos relevantes para su realización.  Es importante tener en cuenta que en la industria en general, si no se adoptan metodologías especiales de prevención y mitigación de los peligros, estas faenas pueden ser generadoras de accidentes.  Los trabajos específicos a los que la Ley hace referencia, -sin que sea dicha lista exhaustiva-, son las siguientes:

  • Trabajos con equipos y recipientes a presión
  • Equipos y cámaras frigoríficas
  • Trabajos en altura, todos aquellos a más de 2 metros del suelo
  • Labores de excavación y cimentación
  • Demoliciones, explosivos
  • Espacios Confinados

Todos estos trabajos tienen también requerimientos internacionales sobre los cuales se pueden especificar estándares y normativas de OSHA, la cual es una referencia internacional de la Agencia de Seguridad Ocupacional de Estados Unidos, siendo la encargada de fijar normas a nivel internacional, que con el tiempo son referenciadas y adoptadas por las normativas de otros países.

La ejecución de estos trabajos, debido a su peligrosidad, debe ser realizada sin fallas y requiere la adopción de herramientas administrativas de planificación, análisis de riesgos y planificación del trabajo, así como de una rigurosa capacitación de la supervisión y personal a cargo.

Una de estas herramientas es el Permiso de Trabajo, o como es también conocido por su origen en inglés, Work Control Permit, el cual es por definición un Análisis de Riesgo realizado obligatoriamente en el sitio de trabajo, siendo un medio y un proceso a la vez, para identificar, especificar, inspeccionar, referenciar, guiar y alertar por parte de un emisor autorizado de esta herramienta, a un receptor también competente, para que puedan conjuntamente identificar de forma exhaustiva los peligros inherentes a la realización de dichas actividades, documentando las medidas de seguridad a ser adoptadas, incluyendo las referencias a procedimientos, normativas, diagramas y prácticas operacionales, que sean de conocimiento corriente para el grupo de trabajo. .

Este sistema es de poderosa utilidad en todos los tipos de trabajos con riesgos especiales.  En Nicaragua son pocas las empresas que emplean esta herramienta como sistema operacional.  Se usa mayoritariamente en empresas que han adoptado o heredado prácticas internacionales de Seguridad.

Esta herramienta debe tener su proceso de control de calidad para que funcione adecuadamente. Una de las desviaciones típicas es el riesgo que sea realizado “por adelantado”; lejos del sitio de trabajo o en solitario por algún “sabio-a”; o que no incluya adjuntos o referencias a procedimientos específicos y otra documentación necesaria.

Las prácticas de auditoría exigen la revisión de un porcentaje específico de estos formatos una vez utilizados, y la obligatoriedad de enviar una comunicación por escrita a las partes involucradas sobre los hallazgos y medidas de calidad a reforzar..

Es imperativa la capacitación y el nombramiento de las autoridades del sistema para efectos de su implantación en una empresa, incluyendo la pre-condición de desarrollar la documentación de Seguridad a la cual pueda referirse este sistema en forma específica.

noalosaccidentes.wordpress.com

ISO 39001:2012, El Nuevo Estándar Global para Seguridad Vehicular

Por: Carlos R. Flores

 

El 1 de Octubre de 2012 marcó un hito en los sistemas de gestión de ISO (Oficina Internacional de Normalización) con el lanzamiento del estándar mencionado.  Fue la culminación de al menos cuatro años de estudio y desarrollo de las mejores prácticas de seguridad vehicular observadas en el transporte de clase mundial -para todo tipo de empresa, ya sea privada, pública o institucional- para adoptar y adaptar las expectativas mínimas capaces de reducir efectivamente la ocurrencia de accidentes de tránsito, epidemia que ha traspasado ya los límites de control institucional en varios países, especialmente en Nicaragua.

 

Esta certificación brinda un marco estructurado para todo tipo de organizaciones, incluyendo autoridades regulatorias, gobierno, entes y profesionales independientes que estudian este fenómeno.  Está basada en estándares de calidad, procedimientos operacionales y gerenciamiento de vehículos de todo tipo, y en el modelamiento de conductas para obtener soluciones efectivas en la reducción de la accidentalidad vial.

 

En Nicaragua es impresionante la cantidad de accidentes de tránsito, los cuales en su gran mayoría quedan en cero aprendizaje debido a que no existe un proceso estructurado de administrar, prevenir, estudiar, corregir y difundir lecciones aprendidas sobre la accidentalidad vial.

 

Lógicamente que el estándar está orientado a la realidad empresarial y no para particulares, -siendo éstos un segmento al cual el Estado debe educar, concientizar e influenciar mediante sanciones- pero tiene también un efecto de cascada muy positivo, al trasladar indirectamente ese modelamiento de conductas al público en general, puesto que la adopción de este estándar dentro de las empresas, formaría también positivamente la conducta de otros grupos de interés.

 

El primer beneficio es la reducción en el número de muertes y lesionados por accidentes.  Igualmente, se obtiene una baja en los gastos directos e indirectos, que en muchos casos, ambos pueden ser elevados, sin descontar la natural judicialización de estos acontecimientos.

 

Una de las mayores debilidades de las empresas es el no llevar una adecuada contabilización de aquellos gastos o pérdidas que no son obvias, es decir, que son producidas en forma indirecta y que escapan a la contabilidad tradicional, la cual está basada solamente en costos explícitos. 

 

En un accidente, los gastos más elevados pueden estar en análisis para los cuales la contabilidad tradicional jamás produciría un dato útil, como es el cálculo del daño de la reputación corporativa, cuando la empresa es percibida como un ente de ficción gobernado por encargados a quienes no les importan las consecuencias de sus propias omisiones para el personal en cumplimiento regulatorio, capacitación, formación, inducción y ausencia de promoción de elementos culturales preventivos.

 

¿Cuánto es el daño auto-infligido para una empresa en publicidad negativa de un accidente por las inobservancias o irresponsabilidad de sus directivos? ¿Cuál es la respuesta del público cuando la gerencia permite que existan y se mantengan los precursores de accidentes viales, -y lo peor-, que no haya un proceso normativo que pueda darle curso y estructura a los mensajes obvios y sutiles de fallas en los sistemas gerenciales que hay en cada uno de estos casos?

 

Esto lleva necesariamente a que las autoridades puedan tener una formación en esta norma, puesto que es una colección de prácticas y rutinas de las empresas de clase mundial en la administración del transporte.

 

En Nicaragua la mentalidad de las autoridades está obsesivamente fija en aspectos que no son causas últimas de los accidentes, sino simples síntomas o factores contribuyentes, tales como el irrespeto a la señalización vial y la aplicación de esquema fallido de infracciones, que son en su absoluta mayoría, factores desfasados para revertir conductas peligrosas. 

 

Otros factores importantes a trabajar en complementariedad con la norma son: a) la poca motivación en el cumplimiento de la Ley, conducta promovida a veces por algunos elementos la propia corporación policial; b) el manicomio jurídico al que se ha degenerado consciente y premeditadamente la administración de justicia por sus propios operadores, siendo totalmente permisiva con la ocurrencia de estas violaciones, sin mecanismos efectivos que puedan servir como precedentes ejemplarizantes que eliminen la percepción de impunidad.

 

Para una empresa, ¿cuánto puede incidir en la percepción de  un cliente el incumplimiento de la promesa de servicio al fallar en una fecha, condición de entrega, o integridad del producto o servicio por un percance vehicular?

 

La norma tiene doce secciones y fluye en forma de procesos de trabajo de mejora continua, señalando indicadores de desempeño hasta completar las rutinas operativas que muestran resultados intermedios y finales en la administración de la Seguridad. 

 

Es versátil puesto que es aplicable para cualquier negocio, diseñada también pensando en aquellos rubros de transporte y logística de más alto crecimiento a nivel global, como son las empresas de distribución que utilizan flotas de motociclistas -para entrega de comidas, ventas,  soporte técnico y mantenimiento-, que hacen que su exposición de riesgo se incremente en forma exponencial.

 

La promesa de la aplicación de la norma es la mejora en los índices de accidentalidad vehicular y también una reducción en los retrasos, daños en la carga y equipos de transporte, así como la minimización de gastos de seguros.  Todos estos rubros hacen que la posición competitiva de una organización, -frente a la competencia-, sea ventajosa en igualdad de condiciones, puesto que el cumplimiento de este estándar es un factor de diferenciación fundamental a nivel internacional.

El autor es Director Ejecutivo de Cambio Cultural Consultores.

 

noalosaccidentes.wordpress.com